| Da Jandras

Unas palabras para ti, Agar, tienen que ser hermosas

Unas palabras para ti, Agar, tienen que ser hermosas. Y aunque sólo hermosas las inspiras; para mí será un conflicto, un apurado trance buscarlas y lograrlas. Y en esas estoy, Agar, fiado en que las inspires y me las dictes. Muchas cosas ocurren a mi memoria con sólo escribir con sólo escribir tu nombre: haberlo oído, enterarme de que eras pintora, que vivías en Oaxaca, en la cumbre de una montaña, desde donde otras lejanías azules que luego repercuten en tus cuadros: invadidos de luz, inasibles para otra paleta y pincel que no fueran los tuyos. Agar, yo sé dónde lo tomaste, pero ignoro cuál es su significado en ti, y a ratos me pregunto si no fue una mera invención ese nombre con que firmas tus cuadros, tu pintura. ¿Cómo a una criatura se le ocurrió tener a Oaxaca por su morada, si nada allí invita a la vida y sí a la muerte? Esas desoladas soledades, esos cielos y distancias que no dan punto donde detener los ojos, la mirada, no son a primera vista tierras para vivir. Pero tú las elegiste, con lo que se suavizaron y se redujo su natural agresión: las alusiones a los contornos oaxaqueños halagan los ojos, pacifican el ánimo, reducen la inseparable idea de espina y no de flor, propia de aquel país. Claro el mediodía en que visité tu casa de México, la que cambiaste por la que ahora tiene en la costa oaxaqueña. Detenerme ante cada una de las piezas que te han salido del pecho, de la sien y de las manos, fue una fiesta, un olvido de la realidad circundante: cruel, áspera, dura. Y eso, poner en el alma algo de paz y sosiego, fue tu primer regalo y esa mi primera gratitud, siempre en deuda. Claro aquel día al llegar, pero lo era más al salir. El entusiasmo que me produjo tu pintura me llevó a prometer unas palabras para el catálogo de tu próxima inauguración. Y he aquí que llegada la hora no supe escribirlas. Porque la belleza, el espectáculo de la belleza, siempre redujo al silencio. Estas sílabas, Agar, que no palabras, son nada más la promesa de que las intentaré una nueva vez.

Andrés Henestrosa

Posted in Artículos on Feb 11, 2016

Artículos y Noticias

Blog post

Leed a Da Jandra

Hace unos días, un amigo mío me comentaba que las empresas transnacionales han iniciado una masiva contratación de filósofos expertos en ética, para integrar sus políticas en función de algunos valore...

Guillermo Fadanelli

Más de una vez he escuchado a un crítico referirse a un determinado autor contemporáneo de la siguiente forma: es un magnífico escritor, aunque carece de temas, su estilo es de primera, pero desgracia...

Unas palabras para ti, Agar, tienen que ser hermosas

Unas palabras para ti, Agar, tienen que ser hermosas. Y aunque sólo hermosas las inspiras; para mí será un conflicto, un apurado trance buscarlas y lograrlas.

Lista de artículos